Nuestros productos

Depurador a tambor con tela filtrante

ARD
Depurador a tambor con tela filtrante
Caudal de 100 a 3.000 l/min.

DEPURADOR A TELA

Los filtros automáticos a tambor serie ARD depuran los líquidos lubricantes de refrigeración y otros líquidos de proceso.

  • serie ARD y ARD-A de 100 a 3000 l/min.
  • serie ARD-D de 100 a 2.300 l/min.
  • serie TR-ARD de 100 a 3.000 l/min.
  • serie TR-2ARD de 4.000 a 6.000 l/min.

CARACTERÍSTICAS

  • funcionamiento continuo y automático
  • grado de filtración de 10 a 50 micrómetros en base a la tela utilizada
  • tela en el tambor giratorio para optimizar el uso de ésta y reducir los obstáculos
  • está disponible la versión aspirada (ARD-A) para aumentar el caudal
  • está disponible la versión con fondo dragado (ARD-D) o con tina dragada (TR-ARD) para operaciones particularmente complicadas con grandes extracciones de material
  • perfecta separación entre líquido sucio y filtrado sin la ayuda de sellos hidráulicos y componentes especiales y/o consumibles
  • sistema de seguridad a través de la descarga si está demasiado lleno.
  • está disponible el sistema de carrete y lama de rascado de lodo de la tela desgastada
  • están disponibles las versiones ARD-X elaboradas completamente de acero inox

OPERACIONES

• RECTIFICACIÓN – PERFILADO Y TREFILADO – LAMINACIÓN
• CENTRO DE MECANIZADO – LAVADORAS – CILINDRADO – SIERRAS INDUSTRIALES
• ALIMENTOS – PLÁSTICO – RECICLADO

DATOS TÉCNICOS

El líquido a filtrar entra en el filtro por medio de una bomba o tubería a presión a través de un difusor especial colocado en el fondo, que distribuye equitativamente el líquido y mantiene la turbulencia necesaria para limitar el depósito. El líquido comienza a drenarse a través de la tela filtrante tensada en el tambor giratorio, que empieza entonces a llenarse de líquido filtrado; sale por gravedad o succionado por una electrobomba desde el interior del cesto a través de tuberías.
En los lados del tambor giratorio unas apropiadas partes moldeadas garantizan un perfecto sostenimiento de la tela en el tambor, asegurando que en su interior impregne solo líquido filtrado.
Mientras tanto el contaminante se deposita en la tela filtrante, formando una capa esponjosa que ayuda en la filtración; cuando la capa es demasiado espesa y densa, el líquido no será capaz de penetrar la tela atascada, conduciendo al progresivo aumento del batiente hasta el máximo nivel. En este momento el sensor de nivel (mecánico o eléctrico) instalado en el filtro manda la señal de puesta en marcha al motor de rotación del tambor. La tela desgastada y la carga de lodo aceitoso se evacua del filtro en una caja o, en caso necesario, se rasca el fango y se enrolla nuevamente, mientras se introduce una nueva tela filtrante. Para obtener el máximo beneficio del poder de filtrado de la capa de fango acumulado, se sustituyen solo pocos centímetros de tela filtrante.
El proceso de filtración es completamente automático: el operador debe verificar el suministro de tela filtrante limpia. Para simplificar la operación está disponible, a pedido, un sensor mecánico para la señalización del “rollo terminado”. Además, las operaciones de cambio del rollo se producen de modo simple y veloz.

OPCIONAL A SOLICITAR: separador magnético para prefiltración – sistema de rebobinado de tejido usado – tanque de recolección – caja de recolección de lodo – desaceitadores – panel de control eléctrico – eléctrobombas – etc.

PRODUCTOS RELACIONADOS